Menu

Buenaventura nº50

Ha pasado otro año -y dos meses en los que nuestros compromi- sos con este boletín no se han podido cumplir-, y seguimos ca- minando, actuando y creciendo. En los momentos de edición de este número monográfico -como es obvio- ya se puso en marcha la llamada operación Pandora, y aún no sabemos cómo va a aca- bar. Hemos querido contribuir con este pequeño dossier a que toda la comunidad tenga otro punto de vista sobre los hechos acontecidos. Nuestra intención es poner de manifiesto una situa- ción que se lleva perpetuando desde hace siglos, pero que, quizá es ahora -en la era de la in- formación, paradójicamente- cuando ha cobrado más relieve. El “gran hermano” de George Or- well en su “1984” está más pre- sente que nunca. Queremos basarnos y fundamenar la razón de ser de este dossier monográ- fico partiendo de la cita -recogida al inicio del documental “Vivir la utopía”- del poeta Herbert Read: “En la historia, las aguas estancadas, sean las de la costumbre o las del despotismo, no toleran la vida; la vida depende de la agita- ción que realizan unos pocos in- dividuos excéntricos. En homenaje a esa vida, a esa vi- talidad, la comunidad debe acep- tar ciertos riesgos, debe admitir una porción de herejía. Debe vivir peligrosamente, si es que quiere vivir.”

Login or Register